jueves, 30 de agosto de 2007

Recordando a Umbral - II


UN ESPAÑOL MÁS

El señor Zapatero, provisto del entusiasmo de rigor y de bufanda ruidosa, se presentó la otra tarde en el estadio de su equipo natal, La Ponferradina, para ayudar a sus paisanos contra el equipo de Murcia. Como un español más. Algunos periódicos, incluido éste, han ironizado sobre el alarde populista del presidente. Lo que pasa es que Zapatero sólo juega a juntar votos, y allí donde ve una pequeña o grande nidada electoral, se descuelga como una cigüeña, que es lo suyo, pues en un principio los Guerra y otros ingenios le bautizaron plásticamente con animales como Bambi y otros. Lo cual que la maniobra de La Ponferradina le salió bien al jefe, pues amachambraron a los murcianos por uno a cero.

Se ha dicho de todo sobre la política de este señor, incluso se ha adjetivado como republicanista, que por cierto nos parece lo más acertado, aunque no se sabe que los republicanos azañistas fueran jamás al fútbol con una bandera roja, amarilla y morada. Don Manuel les habría reprendido por vulgares y les habría llamado «horda».

Simplificando los colores diremos que Zapatero no hace nada de eso, sino que acortó su agenda viajera para hacerle un hueco heroico y leonés a su equipo doméstico, con la alegría y los aplausos personales de todo el estadio, pues espectadores murcianos había menos y no dieron su saludo a Zapatero porque su invasión ponferradina suponía darle la victoria a este equipo, y los murcianistas no se habían desplazado para eso, aunque la verdad es que más de una vez Zapatero ha hecho y hace esa política invasiva para malvender un Estatuto o establecer una realidad terrícola.

La aparición de ZP en un partido de fútbol, una manifestación o el salvamento de un barco de nombre extranjero supone la victoria de los buenos y cuando se hace por sorpresa ya está la partida ganada. Esta manera de trabajar ya no es tan republicana sino que equivale a una ley del más fuerte, ley improvisada por el jefe del Gobierno mayormente para asegurarse la victoria electoral y venidera.

En general, diríamos que este político hace una política sentimental más que otra cosa, pues utiliza estos golpes de efecto para apuntarse una manifestación o una sesión de Cortes. La estrategia técnica de nuestro presidente sólo lo es exteriormente, porque los golpes de efecto tienen mucho más protagonismo al día siguiente, como ahora mismo es el caso del Estatuto del Vino, presentado y anulado en horas 24. El vino es una constante española y la España húmeda está paredaña de lo que hemos llamado «España árida» hace unos días.

Ha habido que liberar al vino condenado porque la raza de los viticultores ha dado las grandes familias de panoplia fecunda e internacional, que es una hermosa mancha en la España roja y no exactamente la España comunista que asoma por el norte con otras banderas. Parece que Zapatero, el otro día, se limitó a ir al fútbol, pero lo que hizo fue una descubierta muy calculada para ganar votos. Porque el pueblo puede resistirse a la propaganda y al electoralismo habituales, pero es irresis- tible con un candidato de bufanda y furia futbolística, que además de gobernar sirve cuero a los extremos. O sea.

(Publicado en El Mundo, 28/02/07)
Francisco Umbral

miércoles, 29 de agosto de 2007

Recordando a Umbral - I


EL CARNAVAL POLITICO

La vida española está degenerando en un carnaval político donde cada bando, partido, asociación o manifestación no es ya reconocible como entidad ideológica, sino que todos y todas se ven especialistas en el arte de alborotar el país y atrofiar de negritas tipográficas los periódicos, porque nadie busca la expresión razonable de las cosas sino la inflación de los valores y el discurso más pintoresco para dejar las cosas más revueltas a media tarde.

Se han vuelto sospechosos los fines de semana, con los detenidos dando conferencias, la vicepresidenta calzando botas de caza y los ociosos mirando el barco peligroso desde las playas coruñesas. Asusta pensar que España ha optado por el desorden y nadie pronuncia una palabra sensata que pudiera poner orden y sentido en lo que está pasando. Somos los herederos y oradores de varias masacres fácticas o ideológicas y nadie propugna la simetría de las leyes sino la retórica de los rebeldes y las más encendidas palabras de la tribu.

Nadie lo dice ni siquiera en los editoriales más atrevidos, pero la verdad es que hemos superado el punto de la racionalidad y estamos en pleno irracionalismo, esgrimiendo las cuatro palabras y las cuatrocientas mentiras que sólo sirven para llegar hasta mañana en el dominio de la situación. Los sospechosos se tornan filosóficos y los ministrables se presentan ya como ministros. Arden en la luz de la tarde las banderas agotadas y agostadas de España y sus cercanías.

Se diría que estamos abocados a una guerra civil, pero hay otros poderes que la hacen imposible. El carnaval político es algo así como Arco cuando sustituye el óleo por la sangre. Pasan sutiles mujeres de Cibeles alumbrando con sus cuerpos el desastre de España. Todos queremos salir en las negritas, vivir la dolce vita e inaugurar el peinado de ministra, que no es acertado pero hace visible la justicia en su pamela de vino y sus leyes que se adornan con el Estatuto del vino, como nos dijera Pablo Neruda.

Ya se ha retirado Pilar Manjón a sus habitaciones interiores y barremos las calles de la mani o desgarramos las traseras de Madrid con el aguardiente del odio y los sellos de Dios, como dijera el maldito. Todos los españoles hemos renunciado a entender al señor Zapatero. Lo más que hacemos es obedecerle y aguantarle. Hemos desarmado el juguete para siempre y ahora quisiéramos empezar con Andalucía, pero la querencia lírica del sevillano sevillí, Miguel García-Posada, florece esta primavera a la puerta de su casa con un romanticismo primaveral. Andalucía dice «no» al señor Chaves y al reportero madrileño que le abraza. María Teresa Fernández de la Vega soporta a ese brillante malherido que es Acebes. Nominalmente, Andalucía dijo «sí», pero el balance es negativo de todas todas.

En la plaza abanderada de Colón parece que la gente ha ganado una guerra, pero vendrá una mani a encender otra. La ciudad se mueve por contingentes y en la Casa de Campo los internacionales se han ido detrás de las meretrices. La muerte aseada se confiesa de verdad o de mentira. Madrid hace justicia por un día. Aquí hubiera verbenas comunistas. Pero eso queda ya como un mal rollo.
(Publicado en El Mundo, 27/2/07)
Francisco Umbral

martes, 28 de agosto de 2007

Fallece Francisco Umbral


HA FALLECIDO FRANCISCO UMBRAL

El escritor Francisco Umbral ha fallecido hoy en la Clínica Montepríncipe de Boadilla de Monte (Madrid) por un fallo cardiorrespiratorio pasada la una de la madrugada.

Ha sido una de las figuras literarias más relevantes de España en las últimas décadas, con numerosos premios y reconocimientos, entre los que destaca el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1996 y el Premio Cervantes de 2000.

Trabajó para varias revistas, además de ser un asiduo de las famosas tertulias literarias del Café Gijón, un lugar entrañable y acogedor por el que procuro pasar cada vez que viajo a Madrid, y que sigue reuniendo a personalidades del mundo de la cultura española.
Colaboró con periódicos como el Norte de Castilla, El País y ABC, antes de entrar en 1990 en el diario El Mundo, en el que escribía hasta el momento de su fallecimiento.

Umbral, ha sido uno de los escritores más incisivos y brillantes de España de la segunda mitad del siglo XX, nació el 11 de mayo de 1935 en Madrid, aunque pasó su infancia y adolescencia en Valladolid. Publicó más de 80 libros, destacan 'Las ninfas' (1975), 'Mortal y rosa' (1975), 'La noche que llegué al Café Gijón' (1977), 'Trilogía de Madrid' (1984), 'Madrid 1940: Memorias de un joven fascista' (1993) y 'El socialista sentimental' (1999), 'Madrid, tribu urbana' (2000), 'Un ser de
lejanías' (2001), '¿Y cómo eran las ligas de Madame Bovary?' (2003), 'Los metales nocturnos' (2003), y 'Días felices en Argüelles' (2005).
Se podía estar de acurdo o no con él, fue muy controvertido y de genio difícil, pero lo que no se puede negar es que fue un hombre que reflexionaba por su cuenta, sin complejos, capaz de decir en voz alta aquello que pensaba. Ciertamente un personaje muy diferente de la masa devota y sumisa, que acepta las ideas "políticamente correctas" que le inculcan aquellos que "manejan" el poder. Tampoco era del los que comían "del pesebre de 'papá' Estado", y por lo tanto no se veía en la obligación de "reirle las gracias" al político de turno, como hace algunos "bufones famosillos" que buscan subvenciones inmerecidas sacadas de nuestros impuestos.

Francisco, la próxima vez que vaya al Café Gijón llevaré un libro, leeré un poco, tomaré un café,y te recordaré con tu bufanda blanca. Descansa en paz.
Félix Velasco

viernes, 24 de agosto de 2007

Reflexión bolg anterior

REFLEXION SOBRE EL DISCURSO QUE PRONUNCIO MARTIN LUTHER KING EN EL LINCOLN MEMORIAL

Las tácticas de lucha pacífica de King se oponían a la violencia de quienes proclamaban la necesidad de establecer el llamado black power (poder negro). Martin Luther King murió asesinado en Memphis.
Sólo quien es capaz de soñar desde lo más profundo del alma, será capaz de poner los medios para que ese sueño se haga realidad.

Las personas necesitamos soñar, tener una Visión que justifique y de sentido a nuestra Misión cotidiana. Sólo aquél que intuye hacia donde quiere dirigirse será capaz de dar el primer paso, con ilusión y alegría, para tratar de llegar a su meta.

Acariciar despierto un sueño es vivir la esperanza de que algún día, si ponemos los medios humanos, materiales y temporales necesarios,... será una certeza real.

No son tus habilidades las que te convierten en líder, sino tus elecciones. Y muchas de esas elecciones no nacen necesariamente de una disyuntiva impuesta, nacen de un sueño íntimo y personal.

No hay un auténtico líder que no haya tenido un sueño por bandera, un sueño que ondeó como símbolo y guía para aquellos que quisieron acompañarle. Las buenas intenciones no son suficientes. Las ideologías nunca podrán sustituir a los sueños. Vivimos inmersos en excesivas buenas intenciones y en demasiadas ideologías.

Hoy el mundo anda escaso de sueños con los que valga la pena comprometerse, esta es la razón por la que también andamos escasos de líderes a los que valga la pena seguir, nos conformamos con actores de moda, futbolistas famosos, cantantes que triunfan, presentadores hinchados de vanidad,... meros sucedáneos “light”, sin el contenido ni el estilo que proporcionan los verdaderos Valores y Principios que nos permiten obtener la energía necesaria para vivir con la dignidad de seres humanos, elevando la mirada del suelo y, paseándola por el mar, llegar hasta el horizonte.
Y es en el horizonte donde la persona alcanza la plenitud de su libertad después de haber asumido el riesgo de atravesar el mar.

Pero para ello primero hay que soñar.
Félix Velasco

jueves, 23 de agosto de 2007

Rocky - Escaleras Art Museum of Philadelphia Steps

Discurso Martin Luther King

Martin Luther King (Atlanta, 1929 - Memphis, 1968) Dirigente religioso de la población negra estadounidense. Pastor baptista en Montgomery desde 1954. Organizó la Conferencia Sureña del Liderazgo Cristiano. En 1960 empezó en Atlanta una campaña nacional de protestas pacíficas, por lo que sería encarcelado. King fue liberado a petición del entonces candidato presidencial J. F. Kennedy. El 28 de agosto de 1963 pronunció un famoso discurso en las gradas del Lincoln Memorial, que se iniciaba con la frase I have a dream (Tengo un sueño) ante una concentración de 200.000 personas de todas las razas, en Washington. En 1964 fue galardonado con el premio Nobel de la paz.

TENGO UN SUEÑO

“Estoy orgulloso de reunirme con ustedes hoy, en la que será ante la historia la mayor manifestación por la libertad en la historia de nuestro país.
Hace cien años, un gran estadounidense, cuya simbólica sombra nos cobija hoy, firmó la Proclama de la emancipación. Este trascendental decreto significó como un gran rayo de luz y de esperanza para millones de esclavos negros, chamuscados en las llamas de una marchita injusticia. Llegó como un precioso amanecer al final de una larga noche de cautiverio. Pero, cien años después, el negro aún no es libre; cien años después, la vida del negro es aún tristemente lacerada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación; cien años después, el negro vive en una isla solitaria en medio de un inmenso océano de prosperidad material; cien años después, el negro todavía languidece en las esquinas de la sociedad estadounidense y se encuentra desterrado en su propia tierra.
Por eso, hoy hemos venido aquí a dramatizar una condición vergonzosa. En cierto sentido, hemos venido a la capital de nuestro país, a cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de nuestra república escribieron las magníficas palabras de la Constitución y de la Declaración de Independencia, firmaron un pagaré del que todo estadounidense habría de ser heredero. Este documento era la promesa de que a todos los hombres, les serían garantizados los inalienables derechos a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.
Es obvio hoy en día, que Estados Unidos ha incumplido ese pagaré en lo que concierne a sus ciudadanos negros. En lugar de honrar esta sagrada obligación, Estados Unidos ha dado a los negros un cheque sin fondos; un cheque que ha sido devuelto con el sello de "fondos insuficientes". Pero nos rehusamos a creer que el Banco de la Justicia haya quebrado. Rehusamos creer que no haya suficientes fondos en las grandes bóvedas de la oportunidad de este país. Por eso hemos venido a cobrar este cheque; el cheque que nos colmará de las riquezas de la libertad y de la seguridad de justicia.
También hemos venido a este lugar sagrado, para recordar a Estados Unidos de América la urgencia impetuosa del ahora. Este no es el momento de tener el lujo de enfriarse o de tomar tranquilizantes de gradualismo. Ahora es el momento de hacer realidad las promesas de democracia. Ahora es el momento de salir del oscuro y desolado valle de la segregación hacia el camino soleado de la justicia racial. Ahora es el momento de hacer de la justicia una realidad para todos los hijos de Dios. Ahora es el momento de sacar a nuestro país de las arenas movedizas de la injusticia racial hacia la roca sólida de la hermandad.
Sería fatal para la nación pasar por alto la urgencia del momento y no darle la importancia a la decisión de los negros. Este verano, ardiente por el legítimo descontento de los negros, no pasará hasta que no haya un otoño vigorizante de libertad e igualdad.
1963 no es un fin, sino el principio. Y quienes tenían la esperanza de que los negros necesitaban desahogarse y ya se sentirá contentos, tendrán un rudo despertar si el país retorna a lo mismo de siempre. No habrá ni descanso ni tranquilidad en Estados Unidos hasta que a los negros se les garanticen sus derechos de ciudadanía. Los remolinos de la rebelión continuarán sacudiendo los cimientos de nuestra nación hasta que surja el esplendoroso día de la justicia.
Pero hay algo que debo decir a mi gente que aguarda en el cálido umbral que conduce al palacio de la justicia. Debemos evitar cometer actos injustos en el proceso de obtener el lugar que por derecho nos corresponde. No busquemos satisfacer nuestra sed de libertad bebiendo de la copa de la amargura y el odio. Debemos conducir para siempre nuestra lucha por el camino elevado de la dignidad y la disciplina. No debemos permitir que nuestra protesta creativa degenere en violencia física. Una y otra vez debemos elevarnos a las majestuosas alturas donde se encuentre la fuerza física con la fuerza del alma. La maravillosa nueva militancia que ha envuelto a la comunidad negra, no debe conducirnos a la desconfianza de toda la gente blanca, porque muchos de nuestros hermanos blancos, como lo evidencia su presencia aquí hoy, han llegado a comprender que su destino está unido al nuestro y su libertad está inextricablemente ligada a la nuestra. No podemos caminar solos. Y al hablar, debemos hacer la promesa de marchar siempre hacia adelante. No podemos volver atrás.
Hay quienes preguntan a los partidarios de los derechos civiles, "¿Cuándo quedarán satisfechos?"
Nunca podremos quedar satisfechos mientras nuestros cuerpos, fatigados de tanto viajar, no puedan alojarse en los moteles de las carreteras y en los hoteles de las ciudades. No podremos quedar satisfechos, mientras los negros sólo podamos trasladarnos de un gueto pequeño a un gueto más grande. Nunca podremos quedar satisfechos, mientras un negro de Misisipí no pueda votar y un negro de Nueva York considere que no hay por qué votar. No, no; no estamos satisfechos y no quedaremos satisfechos hasta que "la justicia ruede como el agua y la rectitud como una poderosa corriente".
Sé que algunos de ustedes han venido hasta aquí debido a grandes pruebas y tribulaciones. Algunos han llegado recién salidos de angostas celdas. Algunos de ustedes han llegado de sitios donde en su búsqueda de la libertad, han sido golpeados por las tormentas de la persecución y derribados por los vientos de la brutalidad policíaca. Ustedes son los veteranos del sufrimiento creativo. Continúen trabajando con la convicción de que el sufrimiento que no es merecido, es emancipador.
Regresen a Misisipí, regresen a Alabama, regresen a Georgia, regresen a Louisiana, regresen a los barrios bajos y a los guetos de nuestras ciudades del Norte, sabiendo que de alguna manera esta situación puede y será cambiada. No nos revolquemos en el valle de la desesperanza.
Hoy les digo a ustedes, amigos míos, que a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño "americano".
Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: "Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales".
Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad.
Sueño que un día, incluso el estado de Misisipí, un estado que se sofoca con el calor de la injusticia y de la opresión, se convertirá en un oasis de libertad y justicia.
Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad.
¡Hoy tengo un sueño!
Sueño que un día, el estado de Alabama cuyo gobernador escupe frases de interposición entre las razas y anulación de los negros, se convierta en un sitio donde los niños y niñas negras, puedan unir sus manos con las de los niños y niñas blancas y caminar unidos, como hermanos y hermanas.
¡Hoy tengo un sueño!
Sueño que algún día los valles serán cumbres, y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos serán enderezados, y la gloria de Dios será revelada, y se unirá todo el género humano.
Esta es nuestra esperanza. Esta es la fe con la cual regreso al Sur. Con esta fe podremos esculpir de la montaña de la desesperanza una piedra de esperanza. Con esta fe podremos trasformar el sonido discordante de nuestra nación, en una hermosa sinfonía de fraternidad. Con esta fe podremos trabajar juntos, rezar juntos, luchar juntos, ir a la cárcel juntos, defender la libertad juntos, sabiendo que algún día seremos libres.
Ese será el día cuando todos los hijos de Dios podrán cantar el himno con un nuevo significado, "Mi país es tuyo. Dulce tierra de libertad, a ti te canto. Tierra de libertad donde mis antecesores murieron, tierra orgullo de los peregrinos, de cada costado de la montaña, que repique la libertad". Y si Estados Unidos ha de ser grande, esto tendrá que hacerse realidad.
Por eso, ¡que repique la libertad desde la cúspide de los montes prodigiosos de Nueva Hampshire! ¡Que repique la libertad desde las poderosas montañas de Nueva York! ¡Que repique la libertad desde las alturas de las Alleghenies de Pensilvania! ¡Que repique la libertad desde las Rocosas cubiertas de nieve en Colorado! ¡Que repique la libertad desde las sinuosas pendientes de California! Pero no sólo eso: ¡Que repique la libertad desde la Montaña de Piedra de Georgia! ¡Que repique la libertad desde la Montaña Lookout de Tennesse! ¡Que repique la libertad desde cada pequeña colina y montaña de Misisipí! "De cada costado de la montaña, que repique la libertad".
Cuando repique la libertad y la dejemos repicar en cada aldea y en cada caserío, en cada estado y en cada ciudad, podremos acelerar la llegada del día cuando todos los hijos de Dios, negros y blancos, judíos y cristianos, protestantes y católicos, puedan unir sus manos y cantar las palabras del viejo espiritual negro: "¡Libres al fin! ¡Libres al fin! Gracias a Dios omnipotente, ¡somos libres al fin!".
Félix Velasco - Blog

miércoles, 22 de agosto de 2007

Qué Ciudadanía más pesada


QUE CIUDADANIA MAS PESADA

Lo peor de la Ciudadanía no es la Educación-Para. Ni la vileza de la manipulación ideológica de sus libros de texto. Ni el adoctrinamiento de las juventudes, que suena a un fascismo que tira de espalda.

-No, si a este paso, aparte de la Formación del Espìritu Nacional, van a volver a inventar el Frente de Juventudes.

Organización falangistona de donde proceden muchos progres viejorros que quieren imponer su lavado de cerebros infantiles con la Educación para la Ciudadanía. ¡Anda que no hay que tener en lo alto fuegos de campamento ni nada, ni hay que haber cantado miles de veces el «Montañas nevadas», y el «Isabel y Fernando y el espíritu impera», y el «Gibraltar, Gibraltar», como para hacer una versión progre de la Formación del Espíritu Nacional! A mí lo de Educación para la Ciudadana me suena a Campamento Batalla del Salado, donde iban a veranear los flechas. Que en definición popular eran unos niños vestidos de gilipollas mandados por un gilipollas vestido de niño. Bueno, pues el gilipolla vestido de niño sigue mandando a los escolares que estudien el «Isabel y Fernando» de ahora, que es el monta tanto, tanto monta de la igualdad de sexos. Y el «Gibraltar, Gibraltar» de ahora, que es la alianza de civilizaciones. Y el «Montañas nevadas», que es la exégesis y enaltecimiento de la homosexualidad, del aborto y de la eutanasia.

Pero hay algo peor que todo esto, y que la asignatura en sí. Como se objetara ese aspecto, ahí iba a haber más recursos contencioso-administrativos que los que han interpuesto los padres andaluces ante el Tribunal Superior de Justicia. Lo peor de lo peor es la pesadez de la Ciudadanía en sí, lo pesados que están con tanta Ciudadanía, que no se les cae de la boca. ¡Qué señora más pesada esta Ciudadanía! Más pesada todavía que el circunloquio antigramatical que por evitar el correctísimo plural genérico de «ciudadanos» repite la chorrada de moda, de «ciudadanos y ciudadanas». Somos muchos los españoles que estamos ya hasta el gorro de tanta Ciudadanía y de tanto Ciudadanos y Ciudadanas. ¿Es que todo es ciudad, hijos míos, es que ya no hay ni pueblos ni aldeas ni villas ni entidades menores de población?

Consideren el asunto al revés, que se darán cuenta de la tontería colectiva. ¿Cómo nos las aviábamos cuando no usaba la palabra Ciudadanía? Pues perfectamente. Hablábamos de conceptos más reales y nobles, aunque menos manipulables, como el conjunto de la población, los vecinos de un lugar, los votantes, los contribuyentes, los feligreses de un concejo. O aquello tan bonito de las almas, que me imagino que ahora debe de ser políticamente incorrectísimo. ¡Qué maravilla cuando se decía que tal pueblo tiene una población de cinco mil almas, y no de cinco mil ciudadanos y ciudadanas! Y la suprema contradicción: ¿cómo pueden ser ciudadanos los que no viven en la ciudad, sino en los pueblos? En los pueblos, ¿no había eso tan clásico de «los lugareños»? La extensión del concepto de «ciudadanos» a los pueblos me imagino que habrá presentado un grave problema futbolístico este verano: ¿cómo hay que llamar en términos políticamente correctos a los lugareños, a efectos del anual partido de la máxima entre Los Veraneantes y Los del Pueblo? Los del Pueblo no querrán que los llamen así, y pretenderán que su equipo se llame Los Ciudadanos. Y siendo verdaderamente de ciudad los otros, los veraneantes, ¿cómo los llamamos?

-Pues nada, este año no hay partido de Los Veraneantes contra Los del Pueblo, y listo.

Igual que hay padres objetores de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, yo propondría que creáramos la Asociación Contra La Tontería De La Ciudadanía. A usted le pasará quizá como a mí: que viendo a esa manta de indeseables morales a los que no se les cae la palabra «Ciudadanía» de la boca, le dan ganas de preguntar que dónde hay que ir para que lo borren a uno de ciudadano. Yo, por lo menos, no quiero ser ciudadano, entendido el concepto de este modo totalitario, como su asignatura manipuladora: ciudadano por cojones. No, mire usted: yo quiero ser elector, vecino, habitante, contribuyente. Lo que sea, menos la estupidez progre de ciudadano. Con que me llamaran sencillamente español me conformaba.

Antonio Burgos
Publicado en el periódico ABC el 22/08/07

martes, 21 de agosto de 2007

Reflexión blog anterior

Reflexión al discurso que Steve Jobs en la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford.

Una de las principales características del líder es que es un buen narrador de historias. Tiene muchas historias interesantes que contar. Sus historias encierran un contenido sencillo pero grandioso, y las cuenta con un estilo que seduce y atrae a quienes se acercan a escucharle.

La comunicación es una herramienta necesaria para los individuos que pretenden liderar personas. No es suficiente con tener buenas ideas, hay se saber hacerlas llegar a los demás, especialmente a aquellos que quieres que intervengan en su realización, y por descontado a aquellos otros que deseas que compren el producto o servicio resultante de la misma.

Pero la gente está cansada de oír hablar, de palabrería sin contenido ni estilo, por eso ya no escucha. Sufrimos un enorme agotamiento intelectual por el abuso sistemático con que se nos ametralla a base de discursos políticos, publicidad que no nos interesa lo más mínimo, arengas y soflamas ideológicas, tertulias radiofónicas partidistas, verborrea pijo-progre-burgués-ecologista, charlas pseudomotivadoras por parte de jefes y mandos en fábricas y oficinas,...

Queremos y necesitamos historias de verdad, sinceras, llenas de protagonismo personal. Esas son las que nos interesan, las que llegan al corazón prendiéndole fuego y a la cabeza haciendo que rebose de ideas.

¿Cuál es tu historia? ¿Tienes una historia apasionante que contar? Si es así, piensa en ella, busca a quien la desee escuchar y explícala con entusiasmo. Estarás dando los primeros pasos hacia el liderazgo.

Félix Velasco

lunes, 20 de agosto de 2007

Discurso Steve Jobs

Discurso que Steve Jobs, CEO de Apple Computer y de Pixar Animation Studios, dictó el 12 de Junio de 2005 en la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford.

TIENEN QUE ENCONTRAR ESO QUE AMAN

Me siento honrado de estar con ustedes hoy en su ceremonia de graduación en una de las mejores universidades del mundo. Yo nunca me gradué de una universidad. La verdad sea dicha, esto es lo más cerca que he estado de una graduación. Hoy deseo contarles tres historias de mi vida. Eso es. No es gran cosa. Sólo tres historias.

La primera historia se trata de conectar los puntos.

Me retiré del Reed College después de los primeros 6 meses y seguí yendo de modo intermitente otros 18 meses o más antes de renunciar de verdad. Entonces ¿por qué me retiré?.

Comenzó antes de que yo naciera. Mi madre biológica era joven, estudiante de universidad graduada, soltera, y decidió darme en adopción. Ella creía firmemente que debía ser adoptado por estudiantes graduados. Por lo tanto, todo estaba arreglado para que apenas naciera fuera adoptado por un abogado y su esposa; salvo que cuando nací, decidieron en el último minuto que en realidad deseaban una niña. De ese modo, mis padres que estaban en lista de espera, recibieron una llamada en medio de la noche preguntándoles: “Tenemos un niño no deseado; ¿lo quieren?”. Ellos dijeron “Por supuesto”. Posteriormente, mi madre biológica se enteró que mi madre nunca se había graduado de una universidad y que mi padre nunca se había graduado de la enseñanza media. Se negó a firmar los papeles de adopción definitivos. Sólo cambió de parecer unos meses más tarde cuando mis padres prometieron que algún día yo iría a la universidad.

Luego a los 17 años fui a la universidad. Sin embargo, ingenuamente elegí una universidad casi tan cara como Stanford y todos los ahorros de mis padres de clase obrera fueron gastados en mí matrícula. Después de 6 meses yo no era capaz de apreciar el valor de lo anterior. No tenía idea de lo que quería hacer con mi vida y no tenía idea de la manera en que la universidad me iba a ayudar a deducirlo. Y aquí estaba yo, gastando todo el dinero que mis padres habían ahorrado durante toda su vida. Así que decidí retirarme y confiar en que todo iba a resultar bien. Fue bastante aterrador en ese momento, pero mirando hacia atrás fue una de las mejores decisiones que tomé. Apenas me retiré, pude dejar de asistir a las clases obligatorias que no me interesaban y comencé a asistir irregularmente a las que se veían interesantes.

No todo fue romántico. No tenía dormitorio, dormía en el piso de los dormitorios de amigos, llevaba botellas de Coca Cola a los depósitos de 5 centavos para comprar comida y caminaba 11 kilómetros, cruzando la ciudad todos los domingos en la noche para conseguir una buena comida a la semana en el templo Hare Krishna. Me encantaba. La mayor parte de las cosas con que tropecé siguiendo mi curiosidad e intuición resultaron ser inestimables posteriormente. Les doy un ejemplo: en ese tiempo Reed College ofrecía quizás la mejor instrucción en caligrafía del país. Todos los afiches, todas las etiquetas de todos los cajones estaban bellamente escritos en caligrafía a mano en todo el campus. Debido a que me había retirado y no tenía que asistir a las clases normales, decidí tomar una clase de caligrafía para aprender. Aprendí de los tipos serif y san serif, de la variación de la cantidad de espacio entre las distintas combinaciones de letras, de lo que hace que la gran tipografía sea lo que es. Fue hermoso, histórico, artísticamente sutil de una manera en que la ciencia no logra capturar, y lo encontré fascinante.

Nada de esto tenía incluso una esperanza de aplicación práctica en mi vida. No obstante, diez años después, cuando estaba diseñando la primera computadora Macintosh, todo tuvo sentido para mí. Y todo lo diseñamos en la Mac. Fue la primera computadora con una bella tipografía. Si nunca hubiera asistido a ese único curso en la universidad, la Mac nunca habría tenido tipos múltiples o fuentes proporcionalmente espaciadas. Además, puesto que Windows sólo copió la Mac, es probable que ninguna computadora personal la tendría. Si nunca me hubiera retirado, nunca habría asistido a esa clase de caligrafía, y las computadoras personales no tendrían la maravillosa tipografía que tienen. Por supuesto era imposible conectar los puntos mirando hacia el futuro cuando estaba en la universidad. Sin embargo, fue muy, muy claro mirando hacia el pasado diez años después.

Reitero, no pueden conectar los puntos mirando hacia el futuro; solamente pueden conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienen que confiar en que los puntos de alguna manera se conectarán en su futuro. Tienen que confiar en algo – su instinto, su destino, su vida, su karma, lo que sea. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado, y ha hecho la diferencia en mi vida.

La segunda historia es sobre amor y pérdida.

Yo fui afortunado – descubrí lo que amaba hacer temprano en la vida. Woz y yo comenzamos Apple en el garaje de mis padres cuando tenía 20 años. Trabajamos duro y en 10 años Apple había crecido a partir de nosotros dos en un garage, transformándose en una compañía de US$ 2 mil millones con más de 4.000 empleados. Recién habíamos presentado nuestra más grandiosa creación – la Macintosh – un año antes y yo recién había cumplido los 30. Y luego me despidieron. ¿Cómo te pueden despedir de una compañía que comenzaste? Bien, debido al crecimiento de Apple contratamos a alguien que pensé que era muy talentoso para dirigir la compañía conmigo, los primeros años las cosas marcharon bien. Sin embargo, nuestras visiones del futuro empezaron a desviarse y finalmente tuvimos un tropiezo. Cuando ocurrió, la Junta del Directorio lo respaldó a él. De ese modo a los 30 años estaba afuera. Y muy publicitadamente fuera. Había desaparecido aquello que había sido el centro de toda mi vida adulta, fue devastador.

Por unos cuantos meses, realmente no supe qué hacer. Sentía que había decepcionado a la generación anterior de empresarios – que había dejado caer el testimonio cuando me lo estaban pasando. Me encontré con David Packard y Bob Noyce e intenté disculparme por haberlo echado a perder tan estrepitosamente. Fue un absoluto fracaso público e incluso pensaba en alejarme del valle. No obstante, lentamente comencé a entender algo – Yo todavía amaba lo que hacía. El revés ocurrido con Apple no había cambiado eso ni un milímetro. Había sido rechazado, pero seguía enamorado. Y así decidí comenzar de nuevo.

En ese entonces no lo entendí, pero sucedió que ser despedido de Apple fue lo mejor que podía haberme pasado. La pesadez de ser exitoso fue reemplazada por la liviandad de ser un principiante otra vez, menos seguro de todo. Me liberó para entrar en uno de las etapas más creativas de mi vida. Durante los siguientes cinco años, comencé una compañía llamada NeXT, otra compañía llamada Pixar, y me enamoré de una asombrosa mujer que se convirtió en mi esposa. Pixar continuó y creó la primera película en el mundo animada por computadora, Toy Story, y ahora es el estudio de animación más exitoso a nivel mundial. En un notable giro de los hechos, Apple compró NeXT, regresé a Apple y la tecnología que desarrollamos en NeXT constituye el corazón del actual renacimiento de Apple. Además, con Laurene tenemos una maravillosa familia. Estoy muy seguro de que nada de esto habría sucedido si no me hubiesen despedido de Apple. Fue una amarga medicina, pero creo que el paciente la necesitaba. En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdan la fe. Estoy convencido que lo único que me permitió seguir fue que yo amaba lo que hacía. Tienen que encontrar eso que aman. Y eso es tan válido para su trabajo como para sus amores. Su trabajo va a llenar gran parte de sus vidas y la única manera de sentirse realmente satisfecho es hacer aquello que creen es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amando lo que hacen. Si todavía no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan. Al igual que con los asuntos del corazón, sabrán cuando lo encuentren. Y al igual que cualquier relación importante, mejora con el paso de los años. Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se detengan.

La tercera historia es sobre la muerte.

Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo parecido a “Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto”. A mí me impresionó y desde entonces, durante los últimos 33 años, me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: “Si hoy fuera en último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?” Y cada vez que la respuesta ha sido “No” por varios días seguidos, sé que necesito cambiar algo.
Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a decidir las grandes elecciones de mi vida. Porque casi todo – todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso – todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solamente aquello que es realmente importante. Recordar que van a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder. Ya están desnudos. No hay ninguna razón para no seguir a su corazón.

Casi un año atrás me diagnosticaron cáncer. Me hicieron un scanner a las 7:30 de la mañana y claramente mostraba un tumor en el páncreas. Yo ni sabía lo que era el páncreas. Los doctores me dijeron que era muy probable que fuera un tipo de cáncer incurable y que mis expectativas de vida no superarían los tres a seis meses. Mi doctor me aconsejó irme a casa y arreglar mis asuntos, que es el código médico para prepararte para la muerte. Significa intentar decirle a tus hijos todo lo que pensabas decirles en los próximos 10 años, decirlo en unos pocos meses. Significa asegurarte que todo esté finiquitado de modo que sea lo más sencillo posible para tu familia. Significa despedirte.

Viví con ese diagnóstico todo el día. Luego al atardecer me hicieron una biopsia en que introdujeron un endoscopio por mi garganta, a través del estómago y mis intestinos, pincharon con una aguja mi páncreas y extrajeron unas pocas células del tumor. Estaba sedado, pero mi esposa, que estaba allí, me contó que cuando examinaron las células en el microscopio, los doctores empezaron a llorar porque descubrieron que era una forma muy rara de cáncer pancreático, curable con cirugía. Me operaron y ahora estoy bien.
Fue lo más cercano que he estado a la muerte y espero que sea lo más cercano por unas cuantas décadas más. Al haber vivido esa experiencia, puedo contarla con un poco más de certeza que cuando la muerte era un útil pero puramente intelectual concepto:

Nadie quiere morir. Incluso la gente que quiere ir al cielo, no quiere morir para llegar allá. La muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y es como debe ser porque la Muerte es muy probable que sea la mejor invención de la Vida. Es el agente de cambio de la Vida. Elimina lo viejo para dejar paso a lo nuevo. Ahora mismo, ustedes son lo nuevo, pero algún día, no muy lejano, gradualmente ustedes serán viejos y serán eliminados. Lamento ser tan trágico, pero es muy cierto.

Su tiempo tiene límite, así que no lo pierdan viviendo la vida de otra persona. No se dejen atrapar por dogmas – es decir, vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitan que el ruido de las opiniones ajenas silencien su propia voz interior. Y más importante todavía, tengan el valor de seguir su corazón e intuición, que de alguna manera ya saben lo que realmente quieren llegar a ser. Todo lo demás es secundario.

Cuando era joven, había una asombrosa publicación llamada The Whole Earth Catalog, que era una de las biblias de mi generación. Fue creada por un tipo llamado Steward Brand no muy lejos de aquí en Menlo Park, y la creó con un toque poético. Fue a fines de los 60, antes de las computadoras personales y de la edición mediante microcomputadoras, por lo tanto, en su totalidad estaba editada usando máquinas de escribir, tijeras y cámaras polaroid. Era un tipo de Google en formato de edición económica, 35 años antes de que apareciera Google: era idealista y rebosante de hermosas herramientas y grandes conceptos.

Steward y su equipo publicaron varias ediciones del The Whole Earth Catalog, y luego cuando seguía su curso normal, publicaron la última edición. Fue a mediados de los 70 y yo tenía la edad de ustedes. En la tapa trasera de la última edición, había una fotografía de una carretera en el campo temprano en la mañana, similar a una en que estarían haciendo dedo si fueran así de aventureros. Debajo de la foto decía: “Manténganse hambrientos. Manténganse descabellados”. Fue su mensaje de despedida al finalizar. Manténganse hambrientos. Manténganse descabellados. Siempre he deseado eso para mí. Y ahora, cuando se gradúan para empezar de nuevo, es lo que deseo para ustedes.

Permanezcan hambrientos. Permanezcan descabellados. Muchas gracias.”

jueves, 16 de agosto de 2007

EL Sistema Solar - 2ª parte

Las grandes civilizaciones antiguas de Egipto, Grecia, China o la India realizaron intentos de hallar regularidad en el movimiento de Marte y Venus, visibles a simple vista desde la Tierra. Claudio Tolomeo publicó en el siglo II de nuestra era, un amplio tratado que explicaba el movimiento de los planetas de acuerdo al sistema geocéntrico (la Tierra en el centro). Los habitantes del siglo XV no conocían más allá de Saturno, los que vivían antes de 1930 desconocían Plutón. Las bases científicas de la astronomía moderna se establecieron con Nicolás Copérnico en 1543 quién rechazó el sistema geocéntrico de Tolomeo sustituyéndolo por el sistema heliocéntrico del mundo, con el Sol en el centro y los planetas girando alrededor del mismo. La obra de Copérnico "Sobre la revolución de las esferas celestes" constituyó un paso que determinó todo el desarrollo de la ciencia astronómica. Se tardaron muchos años para que las nuevas ideas se abrieran camino, a ello contribuyeron las observaciones de Galileo mediante un telescopio construido por él mismo, la descripción cinemática del movimiento de los planetas formulada por Kepler, y la explicación dinámica dada por Newton.

Los planetas están alejados de nosotros a decenas y a cientos de millones de kilómetros. Para evitar la utilización de unos números tan grandes se adopta como unidad de distancia la Unidad Astronómica (UA), es decir, la distancia media entre la Tierra y el Sol, 149,600,000 km. La luz tarda en cubrir esta distancia 8 minutos y 19 segundos.

El tamaño del Sistema Solar sobrepasa la órbita de Plutón situado a 40 UA, y se define como aquél en el que la fuerza de atracción del Sol se iguala a la fuerza de atracción de las estrellas más próximas a nosotros.

Los asteroides ocupan una vasta región anular situada entre las órbitas de Marte y Júpiter, a una distancia media de 2.75 UA del Sol. El asteroide más grande es Ceres que tiene un diámetro de 1.000 km.

Los cometas, se han catalogado unos 600, se dividen en dos grupos, de periodo corto (menor de 20 años) y de periodo largo (mayor de 20 años). Existen diversas hipótesis acerca del origen de los cometas entre la que figura la del astrónomo holandés J. Oort.

Además de los cuerpos citados en el espacio interplanetario, existe gran cantidad de partículas de tamaños diferentes, predominado aquellas que tienen una masa de milésimas o millonésimas de gramo, que se denominan polvo meteórico.

Los planetas se formaron hace unos 4.500 millones de años, al mismo tiempo que el Sol. El Sistema Solar, al que pertenece el planeta que habitamos, forma parte de un enorme sistema estelar: la galaxia de la Vía Láctea, formada por 100.000 millones de estrellas. Nuestra galaxia no es inmóvil; por el contrario gira en torno de sí misma a una fantástica velocidad que, en los puntos más apartados alcanza 1.500.000 km/h. Pese a esta increíble velocidad, necesita 200 millones de años para completar un giro sobre sí misma. Este período es el año galáctico.

Esta larga introducción precede a una breve reflexión: ¡Cómo nos cuesta a las personas aceptar los cambios! Cada vez que hemos de cambiar el teléfono móvil, nos cuesta muchísimo, no por el dinero, sino por el tener que habituarnos a una “herramienta nueva”; no digo nada de cuando el ordenador reclama ser reemplazado, lo pensamos y “lo repensamos hasta la saciedad”. Nos da, ¿por qué no decirlo?, un poco de miedo, ya sea a perder información, a tener que dedicar un tiempo a reaprender los cambios,... en otras ocasiones es pura y llanamente pereza, ¿por qué cambiar, si ya funciona? Es como si perdiéramos la seguridad de algo conocido. Y es que cuesta habituarse a lo nuevo. ¿Y cambiar de opinión? ¡eso casi puede ser imposible para algunos! Bueno, no es de extrañar que aun haya personas que no crean que hayamos llegado a la Luna y lo justifique de las formas más peregrinas.

Así pues, ¿por qué escandalizarnos de que en algunas las empresa el concepto de INNOVACION brille por su ausencia?

La ciencia avanza, nuevos descubrimientos, nuevos fármacos, nuevas tecnologías, nuevos criterios,... el propio ser humano es una constante evolución, innovación y cambio. Aceptemos y aprovechemos nuestra propia esencia.


Félix Velasco

miércoles, 15 de agosto de 2007

EL Sistema Solar - 1ª parte

Esta mañana he tenido una conversación muy divertida. En el transcurso de la misma salió ha relucir la nueva organización del Sistema Solar, afirmando mi interlocutor que eso no había sucedido, y que los planetas era “los nueve de toda la vida, como me han enseñado en el colegio”. Recopilemos un poco de información y refresquemos la historia científica más reciente.

El 24 de agosto de 2006, en la ciudad de Praga, más de 2.700 astrónomos de todo el mundo, se reunieron en la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional, la IAU es el organismo oficial encargado de adjudicar nombres en el campo de la astronomía desde 1919, y estuvieron de acuerdo en que un “planeta” se defina como (1) “un cuerpo celeste que (a) está en órbita alrededor de un Sol, (b) tiene suficiente masa para que su propia gravedad supere las fuerzas de un cuerpo rígido, y alcance una forma de equilibrio hidrostático (casi esférico), y (c) ha dejado un vecindario (espacio despejado) en torno a su órbita”. Evidentemente esta resolución no está ajena a la polémica y son numerosos los colectivos que quieren que sea revisada. De la anterior definición deducen que nuestro Sistema Solar está formado por OCHO PLANETAS: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

También fue decidida una nueva y distinta clase de objetos denominados “planetas enanos”. Acordándose que los “planetas” y “planetas enanos” son dos clases distintas de objetos. Un “planeta enano” es (2) “un cuerpo celeste que (a) está en órbita alrededor del Sol, (b) tiene suficiente masa para que su propia gravedad supere las fuerzas de un cuerpo rígido, y alcance una forma de equilibrio hidrostático (casi esférico), y (c) no ha dejado un vecindario en torno a su órbita, y (d) no es un satélite”.

Los primeros miembros de esta categoría son, Ceres, Plutón y 2003 UB313 (nombre provisional). Actualmente existe una docena de candidatos a “planetas enanos” en espera de ser incluidos como tales por la IAU en los próximos años.

Todos los otros objetos exceptuando satélites orbitando el Sol, deben ser referidos colectivamente como (3) “cuerpos pequeños del Sistema Solar”, esto actualmente incluye a muchos de los asteroides del Sistema Solar, muchos de los objetos trans-neptunianos (TNOs), cometas y otros cuerpos pequeños".

Se calcula que en el año 2015 puede haber catalogados más de cien planetas y planetas enanos en nuestros Sistema Solar.

Los planetas del Sistema Solar se dividen en dos grupos: el grupo terrestre formado por Mercurio, Venus, la Tierra y Marte y el grupo de los planetas gigantes formado por Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Todos los planetas salvo Venus y Mercurio tienen satélites, la mayor parte de los cuales pertenece a los planetas gigantes. La Tierra, Júpiter, Saturno y Neptuno tienen los satélites más grandes: la Luna, los satélites de Júpiter descubiertos por Galileo (Io, Europa, Ganímedes, Calisto), el satélite Titán de Saturno y Tritón de Neptuno.
  1. El planeta más cercano al Sol es Mercurio. Su superficie está cubierta de cráteres y debido a esta cercanía, es el que sufre los mayores cambios de temperatura, que oscilan entre los 430 grados centígrados de día y los 180 grados bajo cero de noche. Con un diámetro 40% más pequeño que el de la Tierra y un 40% más grande que el de la Luna, es el segundo más pequeño del Sistema Solar, después de Plutón. Rota lentamente y no tiene lunas o anillos.

  2. El segundo planeta en orden creciente de distancia al Sol es Venus, la 'estrella matutina' de los poetas, que recibe el nombre de la diosa romana del amor y la belleza, y es el objeto más brillante del cielo después de la Luna y el Sol. Su atmósfera se compone principalmente de dióxido de carbono (en un 96%) y nitrógeno (un 3%).

  3. La Tierra es el tercer planeta más próximo al Sol, del que se halla distanciada una media de casi 150 millones de kilómetros. Su diámetro, 12.756 kilómetros, es poco mayor que el de Venus y su atmósfera está compuesta de nitrógeno (en un 77%), oxígeno (un 21%) y otros compuestos (2%), lo que le permite tener vida. La órbita que describe el planeta respecto al Sol dura 365,256 días, y la rotación completa sobre sí misma dura 23,9 horas. Su único satélite es la Luna.

  4. El planeta Marte, que sigue a la Tierra, es el cuarto del Sistema y el séptimo en cuanto a masa. Recibe el nombre del dios romano de la guerra y es conocido como el 'Planeta Rojo' por sus tonos rosados. Posee dos satélites que lo rodean, Phobos y Deimos.

  5. Júpiter es el planeta más grande del Sistema Solar. Rota a gran velocidad: un día dura 9 horas, 50 minutos y 24 segundos. Está compuesto de hidrógeno y helio, por lo que su estado es gaseoso, y carece de superficie sólida. Este planeta se caracteriza por una gran mancha roja en su atmósfera debido a una tormenta de 300 años de antigüedad. Además, posee un sistema de anillos y 28 lunas, cuatro de las cuales descubrió en 1610 el astrónomo italiano Galileo Galilei: Io, Genímedes, Calixto y Europa.

  6. El sexto planeta es Saturno, conocido por sus brillantes anillos. Es el segundo más grande del sistema y el menos denso. Gira a una elevada velocidad, lo que provoca el achatamiento de sus polos. Saturno es, después de Júpiter, el planeta del sistema solar con más lunas a su alrededor, 31 en total.

  7. Urano, descubierto en 1781, tiene una coloración verdosa debido a la presencia de metano en su atmósfera. Cuenta con 27 satélites conocidos y posee un eje de rotación tan inclinado que incluso llega a tener los polos prácticamente en el plano de la elíptica.

  8. Neptuno es el penúltimo planeta del sistema. Descubierto en 1846, es el tercero más grande tras Júpiter y Saturno. Sobre él orbitan 13 satélites y, al igual que Urano, es verdoso por la presencia de metano en su atmósfera.En cuanto a Plutón, el planeta-enano es pequeño, frío y distante del Sol, a casi 6.000 millones de kilómetros. Su temperatura media superficial llega a los 215 grados bajo cero. Fue descubierto en 1930 y se caracteriza porque cuando recorre su propia órbita, que equivale a 247 años, cinco meses y cinco días aproximadamente de la Tierra, logra penetrar en la de Neptuno, y se sitúa durante 20 años más cerca del Sol que de su vecino.
Félix Velasco

sábado, 4 de agosto de 2007

Toro Osborne derribado


El acto vandálico ha sido reivindicado por el grupo radical independentista La Bandera Negra. Afirman que querían acabar con la "inmundicia cornuda española". Un grupo de unas 20 personas derrinó en la madrugada del jueves el toro de Osborne de El Bruc (Barcelona), el único que quedaba en pie en Cataluña. Situado en el kilómetro 576 de la autopista A-2, ya fue derribado con anterioridad y recolocado hace tan solo una semana.
La acción vandálica ha sido reivindicada por un grupo independentista catalán autodenominado La Bandera Negra. En un comunicado, los radicales afirman que su intención era "limpiar" la silueta de la "sagrada" montaña de Montserrat de la "inmundicia cornuda española que pretendía ensuciarla".
"Después de tres horas de buen y duro trabajo, a las seis de la mañana, el toro de Osborne de El Bruc ha caído vergonzosamente como un gigante con pies de barro", reza el comunicado.
"El toro de Osborne de El Bruc ha caído y, después, ha sido pisado, ultrajado y humillado por los patriotas que lo han vencido mientras por el horizonte salía un sol de justicia", han añadido los miembros de La Bandera Negra, que se han mostrado dispuestos a evitar que se erijan más siluetas del toro de Osborne en territorio catalán.
"Cada vez que un símbolo español sea alzado, será abatido sin contemplaciones por los patriotas catalanes como muestra de nuestra voluntad irreductible de defender a ultranza nuestros derechos nacionales", han afirmado los miembros de esta enigmática hermandad.
El toro de Osborne de el Bruc es el único que quedaba en pie en Cataluña de los 89 que hay repartidos por toda la geografía española. El que había en el pueblo de L'Aldea (Tarragona) apareció decapitado en julio de 2005 y con las palabras "Puta España" pintadas en su cuerpo. En esta ocasión, la acción vandálica fue reivindicada por el grupo independentista Moviment de Defensa de la Terra.

(Corresponde al extracto del diario 20 minutos) - (MDT).


COMENTARIO
Y así una y otra vez. ¿Cuántas veces se ha tenido que reconstruir el Toro? Cualquier símbolo español es mancillado. No se respeta nada que tenga que ver con la unidad de España.

Se impone a la fuerza y con violencia el pensamiento único y el monocultivo intelectual. Acabar con la diversidad. Eliminar cualquier otra forma de pensar que no sea la del nacionalismo exacerbado. Impunidad absoluta. Lo más trágico es que estos sentimientos circulan cada vez con mayor “normalidad” en la sociedad catalana, en las escuelas, en las tertulias radiofónicas,...

Una muestra más de la “eficacia policial”, de lo apacible que es el “oasis catalán”, del respeto y de la convivencia cívica que gozamos en Cataluña.

Ya se ve que no hay odio, racismo ni xenofobia. No hay fanatismo. No hay vandalismo. Ya vemos la libertad que gozan las empresas para publicitarse. Aquí nunca pasa nada.

Dicen que son minorías incontroladas. ¿Será verdad? ¿Su voto y el de la gente honrada tiene el mismo valor en las elecciones? ¿Tendremos que volver a reclamar libertad de expresión?

Félix Velasco