domingo, 29 de junio de 2008

Clientes y clientas


El otro día me saltó a la cara un titular de prensa que me hizo rechinar los dientes, hasta el punto de que todavía tengo flojo algún empaste: Prueba la inocencia de su clienta. Al principio pensé escribir algo descojonándome pasando mucho del qué dirían las erizas, o la hija feminista del notario de Pamplona cada uno lleva su cruz, colega, o el redactor anónimo del libro de estilo que impone tanta soplapollez en la que casi nadie cree de verdad, pero que todo cristo, por aquello del qué dirán practica fervoroso. Pero la carne es débil, y por muy chuleta que madrugue algunos días, y por mucho que mi vecino el rey de la isla de Redonda antes perro inglés me haya honrado con la amistosa distinción de Duke of Corso, reforzando de modo considerable mi autoestima, hay cosas a las que ni el mismísimo fencing master de S. M. R. se atreve. Así que vale, me rindo, lo confieso. Trago. Desde ahora voy a hacer un esfuerzo para normalizar mi escritura, adaptándola a los usos sociales de esta sociedad empeñada en reiterar que las mujeres existen, y que el uso del género neutro no es sólo tendencioso y machista, sino que supone un ninguneo de la mujer. Me sumo así a nuestra eficaz Academia Española, siempre dispuesta a consagrar, primero con su silencio. Y luego con su diccionario, cualquier desafuero consumado. Incluso estoy dispuesto a ir más lejos. Lamento no haberlo hecho antes, proporcionando recursos extras a los ciudadanos y ciudadanas y a los compañeros y compañeras, que los políticos han manejado durante la recién concluida campaña electoral. Pero no lo hice antes por no pringarme, recordando aquello que decía Franco: «Haga como yo. No se meta en política».
Así que, en el futuro, seré consecuente con las modas y los tiempos. Incluso pasaré por alto el hecho de que la mayor parte de las mujeres inteligentes que conozco, cuando preguntas si prefieren que las llamen abogada o abogado, o jefa o jefe, dicen que te dejes de gilipolleces y las llames como esos títulos se han llamado siempre, porque justamente la discriminación consiste en marcar la diferencia de sexos, y no al contrario, y el género neutro no es masculino ni femenino, sino que con frecuencia engloba uno y otro, y se inventó precisamente para algo. Y que cada vez que oyen, por ejemplo, a un político dirigirse a los ciudadanos añadiendo como innecesaria coletilla y ciudadanas, sienten que les da urticaria porque esa moda de lo socialmente correcto suele ser practicada con farisaico entusiasmo precisamente por aquellos varones demagogos que piensan que ya han cumplido con eso de la puntita nada más, y que después de decir españoles y españolas en un discurso ya han cumplido con las cuotas. Olvidando, se pongan como se pongan los radicales y los tontos que a veces, pero no siempre, son sinónimos, que lo machista no es una lengua, sino el uso que se hace de ella.

Pero en fin. Pese a todo eso, les decía, procuraré que el género neutro, pese a que ha funcionado tranquilamente toda la puta vida, quede abolido a partir de ahora de mi panoplia expresiva. En el futuro, cualquier neutro usual al que recurra, irá acompañado, para evitar confusiones, de su correspondiente femenino tal vez deba decir de su correspondiente femenina. Escribiré así, en adelante, jóvenes y jóvenas, responsables y responsablas, votantes y votantas, enriqueciendo y normalizando la lengua española con perlas la de jueza me parece hasta ahora la más refinada del elenco como tenienta, sargenta, caba, cantanta, imbécila. Mi única duda es si al escribir jóvenes, responsables y votantes no estaré incurriendo precisamente en el extremo opuesto, desdeñando la personalidad masculina de los antedichos: y tal vez fuera mejor, en ese caso, que escribiese jóvenos, responsablos y votantos. Así cada cual tendría lo suyo, y no habría dudas al respecto: electricisto, dentísto, ebanisto, cidisto, diento, gilipollo. Pero, llegados a ese extremo, la cosa iba a complicarse, porque hay un tercer sexo: los homosexuales existen y tienen sus derechos. ¿Cómo dejarlos fuera? Además, unos homosexuales asumen peculiaridades de un tipo, y otros de otro. Los hay que prefieren llamarse Maripepa y los hay que prefieren llamarse Paco. Y las hay. En su caso habría que matizar. Así que lo ideal, llevando la cosa hasta sus últimas y honradas consecuencias, sería decir, por ejemplo: «Queridos, queridas y querides compañeros, compañeras y compañeres, heterosexuales y homosexuales, clérigos, seglares y pensionistas de la tercera edad: gobernamos gracias al apoyo de los votantos, votantas y votantes españoles, españo/os y españolas, que son responsablos, responsablas y responsables de que los ciudadanos, ciudadanes y ciudadanas puedan encarar el futuro, etcétera». Será un poco farragoso y gastaremos más saliva y tinta, pero todo el mundo estará contento. Creo.

Arturo Pérez Reverte

Ese bobo del móvil


Mira, Manolo, Paco, María Luisa o como te llames. Me vas a perdonar que te lo diga aquí, por escrito, de modo más o menos público; pero así me ahorro decírtelo a la cara en próximo día que nos encontremos en el aeropuerto, o en el AVE, o en el café. Así evito coger yo el teléfono y decirle a quien sea, a grito pelado, aquí estoy, y te llamo para contarte que tengo al lado a un imbécil que cuenta su vida y no me deja vivir. De esta manera soslayo incidentes. Y la próxima vez, cuando en mitad de tu impúdica cháchara te vuelvas casualmente hacia mí y veas que te estoy mirando, sabrás lo que tengo en la cabeza. Lo que pienso de ti y de tu teléfono parlanchín de los cojones. Que también puede ocurrir que, aparte de mí, haya más gente alrededor que piense lo mismo; lo que pasa es que la mayor parte de esa gente no puede despacharse a gusto cada semana en una página como ésta, y yo tengo la suerte de que sí, y les brindo el toro.

Estoy hasta la glotis de tropezarme contigo y con tu teléfono. Te lo juro, chaval. O chavala. El otro día te vi por la calle, y al principio creí que estabas majareta, imagínate, un fulano que camina hablando solo en voz muy alta y gesticulando furioso con una mano arriba y abajo. Ése está para los tigres, pensé. Hasta que vi el móvil que llevaba pegado a la oreja, y al pasar por tu lado me enteré, con pelos y señales, de que las piezas de PVC no han llegado esta semana, como tú esperabas, y que el gestor de ciudad Real es un indeseable. A mí, francamente, el PVC y el gestor de Ciudad Real me importan un carajo; pero conseguiste que, a mis propias preocupaciones, sumara las tuyas. Vaya a cuenta de la solidaridad, me dije. Ningún hombre es una isla. Y seguí camino.

A la media hora te encontré de nuevo en un café. Lo mismo no eras tú, pero te juro que tenías la misma cara de bobo mientras le gritabas al móvil. Yo había comprado un libro maravilloso, un libro viejo que hablaba de costas lejanas y antiguos navegantes, e intentaba leer algunas páginas y sumergirme en su encanto. Pero ahí estabas tú, en la mesa contigua, para tenerme al corriente de que te hallabas en Madrid y en un café cosa que por otra parte yo sabía perfectamente, porque te estaba viendo y de que no volverías a Zaragoza hasta el martes por la noche. Por qué por la noche y no por la mañana, me dije, interrogando inútilmente a Alfonso el cerillero, que se encogía de hombros como diciendo: a mí que me registren. Tal vez tiene motivos poderosos o inconfesables, deduje tras cavilar un rato sobre el asunto: una amante, un desfalco, un escaño en el Parlamento. Al fin despejaste la incógnita diciéndole a quien fuera que Ordóñez llegaba de La Coruña a mediodía, y eso me tranquilizó bastante. Estaba claro, tratándose de Ordóñez. Entonces decidí cambiar de mesa.

Al día siguiente estabas en el aeropuerto. Lo sé porque yo era el que se encontraba detrás en la cola de embarque, cuando le decías a tu hijo que la motosierra estaba estropeada. No sé para qué diablos quería tu hijo, a su edad, usa la motosierra; pero durante un rato obtuve de ti una detallada relación del uso de la motosierra y de su aceite lubricante. Me volví un experto en la maldita motosierra, en cipreses y arizónicas. El regreso lo hice en tren a los dos días, y allí estabas tú, claro, un par de asientos más lejos. Te reconocí por la musiquilla del móvil, que es la de Bonanza. Sonó quince veces y te juro que nunca he odiado tanto a la familia Cartwright. Para la ocasión te habías travestido de ejecutiva madura, eficiente y agresiva; pero te reconocí en el acto cuando informabas a todo el vagón sobre pormenores diversos de tu vida profesional. Gritabas mucho, la verdad, tal vez para imponerte a las otras voces y musiquillas de tirurí tirurí a veces te multiplicas, cabroncete que pugnaban con la tuya a lo largo y ancho del vagón. Yo intentaba corregir las pruebas de una novela, y no podía concentrarme. Aquí hablabas del partido de fútbol del domingo, allá saludabas a la familia, acullá comentabas lo mal que le iba a Olivares en Nueva York. Me sentí rodeado, como checheno en Grozni. Horroroso. Tal vez por eso, cuando me levanté, fui a la plataforma del vagón, encendí el móvil que siempre llevo apagado e hice una llamada, procurando hablar bajito y con una mano cubriendo la voz sobre el auricular, la azafata del vagón me miró de un modo extraño, con sospecha. Si habla así pensaría, tan disimulado y clandestino, algo tiene que ocultar este hijoputa.

Arturo Pérez-Reverte

viernes, 27 de junio de 2008

Al vino


En el bronce de Homero resplandece tu nombre,
negro vino que alegras el corazón del hombre.
Siglos de siglos hace que vas de mano en mano
desde el ritón del griego al cuerno del germano.
En la aurora ya estabas. A las generaciones
les diste en el camino tu fuego y tus leones.
Junto a aquel otro río de noches y de días
corre el tuyo que aclaman amigos y alegrías,
vino que como un Éufrates patriarcal y profundo
vas fluyendo a lo largo de la historia del mundo.
En tu cristal que vive nuestros ojos han visto
una roja metáfora de la sangre de Cristo.
En las arrebatadas estrofas del sufí
eres la cimitarra, la rosa y el rubí.
Que otros en tu Leteo beban un triste olvido;
yo busco en ti las fiestas del fervor compartido.
Sésamo con el cual antiguas noches abro
y en la dura tiniebla, dádiva y candelabro.
Vino del mutuo amor o la roja pelea,
alguna vez te llamaré. Que así sea.

José Luis Borges

jueves, 26 de junio de 2008

Ministra de la Desigualdad


La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, aseguró el martes que pondrá en marcha su biblioteca para mujeres, un proyecto del Instituto de la Mujer que no contará con la colaboración del Ministerio de Cultura, en un foro social de igualdad en la sede de CaixaForum en Madrid.

Aído respondió así al preguntarle por las declaraciones del ministro de Cultura, César Antonio Molina, en las que afirmaba que su departamento "sólo hace bibliotecas para todos los españoles" y no sólo para mujeres.

¿Serán libros o libras? ¿tendrán hojas u hojos? ¿habrá páginas o paginos?¿Será una biblioteca o un biblioteco?

¿Es necesario para que haya igualdad referirse a todo en masculino y femenino aunque no sea correcto? Algunos medios la han criticado por estar más pendiente de banalidades que de los problemas reales de la gente, por su "patada al diccionario" o por tratar de reinventar la masculinidad. ¡La Logse que te parió, Bibiana!

Felix Velasco

Bibiana/o Aido/a


La ministra de Igualdad, Bibiana Aido, encabezará el próximo 5 de julio la manifestación del día del Orgullo Gay en la capital española, cuyo lema es “Por la visibilidad lésbica”. La presencia de la ministra/ministro en la manifestación estatal fue anunciada por Antonio Poveda, presidente/presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales durante una rueda de prensa.

¡Con la que está cayendo en la economía española! En lugar de ser receptores de inmigrantes nos hemos convertido en unos pocos meses en un país que genera inmigración (como cuando Frando, ¿se acuerdan?). Y tenemos un ministrio/ministeria se ocupa del bienestar de todos/todas los/las españoles/españolas. Bueno, una forma de distraer la atención de los medios de comunicación de los graves problemas que está atravesando nuestra nación.

¡Si Danton, Marat y Robespierre levantaran la cabeza! ¡Rodriguez, con las cosas de comer no se juega! Por cierto, el autor del cuadro es Delacroix, y se titula "Libertad guiando al pueblo", lo mismito que Bibiana.

Félix Velasco

Curriculum Bibiana Aído


Bibiana Aído es, con 31 años, la integrante más joven del nuevo Gabinete de Rodriguez. Se convierte en la mujer con menos edad en ocupar un ministerio en la democracia (evidentemente se nota su falta de solera, criterio y madurez). Nació el 2 de febrero de 1977 en Alcalá de los Gazules. En 1993, con 16 años, ingresó en las Juventudes Socialistas de Cádiz y dos años después se afilió al PSOE fue candidata al Parlamento andaluz por la provincia de Cádiz, como número dos de Manuel Chave (sin haber trabajado en nada ni haber sido útil a la sociedad en nada).
Yo conozco jóvenes empresarias que con esa edad si tienen solera, criterio y madurez (no es cuestión de edad), han sido capaces de crear empresas y dar puestos de trabajo a decenas de personas, con más valía personal y profesional que ella, por lo menos ya han hecho algo positivo en la vida y por la sociedad.

Obtuvo acta de parlamentaria autonómica en las elecciones del 9M, a la que se vió obligada a renunciar, estrenando la cartera del nuevo Ministerio de Igualdad (que aun nadie sabe lo que es ni para qué sirve).

RECOMIENDO LEER "1984" novela de política-ficción escrita por George Orwell. En la novela el estado omnipresente obliga a cumplir las leyes y normas a los miembros del partido totalitario mediante el adoctrinamiento, la propaganda, el miedo y el castigo despiadado. La novela introdujo los conceptos del siempre presente y vigilante Gran Hermano, de la notoria habitación 101, de la ubicua policía del pensamiento y de la neolengua (como nuesta Bibiana), adaptación del inglés en la que se reduce y se transforma el léxico basándose en el principio de que lo que no está en la lengua, no puede ser pensado. La novela es una descripción analítica de los regímenes totalitarios con un final desolador. Los ministerios son:

  • El Ministerio del Amor se ocupa de los castigos y la tortura.
  • El Ministerio de la Paz se encarga de asuntos relacionados con la guerra y con hacer que ésta sea permanente.
  • El Ministerio de la Abundancia, encargado de los asuntos relacionados con la economía y de conseguir que la gente viva siempre al borde de la subsistencia.
  • El Ministerio de la Verdad, se dedica a reescribir la historia e inventar héroes, para que las predicciones del Gran Hermano coincidan con la realidad, por medio de la falsedad de dichas predicciones en la opinion publica.

No hace falta demasiado ingenio ni ser un lince para detectar paralelismos entre la sociedad actual y el mundo de "1984", practicamente estamos viviendo en la sociedad Orwelliana. El término Orwelliano se ha convertido en sinónimo de las sociedades u organizaciones que reproducen actitudes totalitarias y represoras como las representadas en la novela.

Desde 1997 es "miembra" (expresión absurda que ha acuñado) del Comité Provincial del PSOE en Cádiz y secretaria de Igualdad de la Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE gaditano (sin haber trabajado en nada ni haber sido útil a la sociedad en nada).
Se licenció en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Cádiz (1999) y en 'International Business Administration' por la Universidad de Northumbria en Newcastle (Reino Unido).

Inició su actividad laboral en Unicaja (noviembre de 2000), Iturri S.A. y Caja San Fernando, trabajó entre abril y diciembre de 2002 en el Observatorio de Emprendedores de la Universidad de Cádiz, donde analizó el fenómeno emprendedor en el ámbito universitario (una tontería sin piés ni cabeza, pues quién es ella, sin apenas experiencia laborar, para evaluar a los jóvenes que quieren crear empresas). Ese es su curriculum vitae, ¡expectacular! Hay miles personas en situación de desempleo muchísimo mejor preparadas que ella.
Fue miembro ("miembra" según ella) de la candidatura del PSOE a las elecciones municipales del 13 de junio de 1999 (puesto número doce), no sabemos por qué meritos; y de la candidatura a las autonómicas del 12 de marzo de 2000 (puesto número siete en la lista por Cádiz). En ambos casos no resultó elegida, además Chaves aseguró que "estaba poco madura".

El 11 de febrero de 2003 fue nombrada delegada provincial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz, cargo que ocupó hasta julio de 2006, cuando fue designada directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, dependiente de esa misma consejería (muy interesante).
Ustedes me perdonarán, pero creo que en el PSOE tiene que haber mujeres más validas e inteligentes que "la miembra". Me niego a creer que esto sea lo mejor que son capaces de ofrecer a la nación española: una progre-pija "políticastra" profesional, fruto de la Logse (yo también sé fabricar "palabros" como ella sin necesidad de ser ministro).
¡Más respeto para el pueblo y menos demagogia! Queremos ser gobernados por quienes estén mejor preparados para ello, no por que su mayor mérito sea el sexo que la Naturaleza les ha concedido. La inteligencia es importante.
Félix Velasco

martes, 24 de junio de 2008

Ministras de la Cuota Chiquito


Como no lo ha dicho Chaves, que cobra para eso, ni Arenas, que cobra para denunciar lo que se le escapa a Chaves, no voy a tener más remedio que decirlo yo, que no trinco ni un duro de los presupuestos. ¿Saben qué es lo más indignante de La Miembra? ¿Que ponga a Chiquito de la Calzada como autoridad suprema de la lengua española y que quiera mandar en la Real Academia sin tener allí no ya un sillón, sino ni siquiera una silla de campimplaya ? No, algo peor. ¿Que diga que guay y fistro son anglicismos, sin tener ni puñetera idea de lo que es un anglicismo? No, tampoco es eso. Ni lo que La Miembra le ha dicho de sí misma a Lalia González Santiago: «Me considero una mujer comprometida desde que tengo uso de razón, muy luchadora, muy trabajadora, muy autoexigente, sensible a los problemas sociales, honesta, buena persona...».
No le falta un perejil. Sí, La Miembra es de las que ya no fabrican. Un modelo descatalogado, que hay que buscar en Cambalache o en Segunda Mano. Una mujer como las madres quieren para sus hijos. Esta va a poner caro el pescado del casorio. Cuando los hijos lleguen diciéndole a sus madres que se han echado novia, pero novia de casarse, les preguntarán:
-¿Y cómo es, hijo? ¿Es comprometida desde que tiene uso de razón, muy luchadora, muy trabajadora, autoexigente, sensible a los problemas sociales, honesta, buena persona?
-No sé, mamá: estudia Derecho y Económicas en el CEU, y le han dado una beca Erasmus para Holanda...
-Ah, pues esa chica no te conviene nada, hijo. Mira, tú tienes que tirarle los tejos a una de Cádiz que le dicen La Miembra, que gana un pastón, y que la he visto en una foto con la Princesa de Asturias y así con su trajecito de chaqueta como la que va a una boda de pueblo tiene una pinta de catetita honrada y decente que es lo que a ti te conviene, y no esas lagartonas que se van, fíjate tú, a Holanda, con la poca vergüenza que hay en Holanda...
El gran negocio en este momento de crisis sería comprar a La Miembra por lo que es y venderla por lo que ella dice que vale. Cuanto es lo ha contado José Aguilar en las gaditanas gacetas. Dice Aguilar: «Cuando Chaves estaba configurando su nuevo gobierno le pregunté a un prohombre socialista si Bibiana Aído, la joven directora de la Agencia Andaluza de Flamenco, iba a ser consejera de Cultura. «Aún es pronto, está muy verde, que madure donde está», respondió. Pues menos mal que estaba verde para ser consejera... Si llega a estar madura, ahora la vemos de excelentísima vicepresidenta del Gobierno, con Teresa Fernández de la Vega en los albañiles».
O sea, que los que saben del Gotha del PSOE aseguran que La Miembra está verde como el trigo verde del verde, verde, limón. Pasar en horas veinticuatro de becaria de una caja de ahorros a ministra de Igual Da Que Sea Ministra O No, es un carrerón. Pero un carrerón, y es donde yo quería llegar, lamentable. Por el que Chaves o por lo menos Arenas tenían que haber protestado. Por lo visto es consustancial con los gobiernos de ZP que siempre haya en ellos una andaluza que sea la risión de España entera. Antes lo fue Carmen Calvo y ahora, La Miembra. Dicen que La Miembra es la ministra 2.0. Todo muy Google, ahora que le han dado, qué vergüenza, el premio Príncipe de Asturias de Comunicación a un buscador, a una máquina herramienta (me pido que el próximo se lo den a la lavadora o a la minipímer). Sí, La Miembra es Carmen Calvo 2.0. Dice las mismas mamarrachadas que la Calvo, pero mejoradas. La Calvo hablaba de los anglicanismos; ésta, de fistro como anglicismo. La Calvo, de las frailas; ésta, de las miembras. Para La Calvo, El Rocío era la explosión de luz del Mediterráneo; para ésta, el teléfono es el medio de cambiar el rol (¿Royce?) del hombre en el por aquí te quiero ver. La Calvo era de Cabra. La Miembra, de Alcalá de los Gazules. Andaluzas. Y a eso es a lo que voy. Nos quejamos de que en las series de la tele, la chacha de la que se ríe la gente es siempre andaluza. Pues en los gobiernos de ZP, igual. La Fraila o La Miembra de la que se ríe España entera es siempre una andaluza elevada al máximo de su incapacidad. No por la cuota femenina del Gobierno, sino por la Cuota Chiquito de la Calzada. Para esto, mejor haz ministro directamente a Chiquito, Zapatero, pecador de la pradera, y no nos des más a los andaluces por el diodeno.

Antonio Burgos

domingo, 22 de junio de 2008

Conservas


Napoleón se encontraba en la campaña de Rusia cuando una hambruna diezmó las tropas debido a la dificultad de hacer llegar víveres a zonas tan lejanas y la imposibilidad de abastecerse por la estrategia de "tierra quemada" que aplicaban las tropas rusas.

Como militar era consciente de la necesidad de homogeneizar todo aquello que fuera medible o pesable, de establecer procesos, de conservar elementos para que pudieran seguir el movimiento de las tropas, de forma que éstas no tuvieran carencias que las llevaran a la desmoralización.

El Directorio francés ofreció un premio de 12.000 francos a aquella persona que pudiera descubrir “un método para mantener los alimentos largo tiempo y en buen estado” con independencia de la climatología.

En 1803 Nicolás Appert obtiene el premio tras la aprobación del Consejo de Salud de Brest.

Appert era conocido como experto preparador de alimentos, y se le otorgó el título de “Benefactor de la Humanidad”. Más tarde descubre que el vapor es más eficaz que el agua hirviendo para la esterilización.

Las primeras conservas se envasaban en botes de cristal hermeticamanete cerrados, el envase de hojalata fue un invento de un inglés llamado Peter Durand, quien en 1810 presentó en el registro una patente que permite “preservar alimentos en vasos de cristal, cerámica, hojalata u otros metales ó materiales apropiados”. El rey Jorge III se la concede. En ella explica en que consiste este vaso de hojalata, se trata de un cilindro cerrado por ambos extremos, hecho de acero recubierto de estaño (hojalata) cuyas piezas se unen por soldadura. Durand se da cuenta de las grandes ventajas que representa este material frente al cristal usado por Appert: ligereza, irompibilidad, conductibilidad del calor, resistencia a la corrosión frente a otros metales.

Este invento hizo posible que las travesías oceánicas no fueran una tortura por el azote del escorbuto, se terminaron los almacenamientos y transportes de productos frescos y perecederos que en la mayoría de los casos llegaban en mal estado.

Félix Velasco

sábado, 21 de junio de 2008

La rebelión de las masas - 14


En nuestro tiempo domina el hombre-masa; es él quien decide. No se diga que esto era lo que acontecía ya en la época de la democracia, del sufragio universal. En el sufragio universal no deciden las masas, sino que su papel consistió en adherirse a la decisión de una u otra minoría. Éstas presentaban sus «programas» -excelente vocablo-. Los programas eran, en efecto, programas de vida colectiva. En ellos se invitaba a la masa a aceptar un proyecto de decisión. Hoy acontece una cosa muy diferente. Si se observa la vida pública de los países donde el triunfo de las masas ha avanzado más -son los países mediterráneos-, sorprende notar que en ellos se vive políticamente al día. El fenómeno es sobremanera extraño. El poder público se halla en manos de un representante de masas. Estas son tan poderosas, que han aniquilado toda posible oposición. Son dueñas del poder público en forma tan incontrastable y superlativa, que sería difícil encontrar en la historia situaciones de gobierno tan preponderante como éstas. Y, sin embargo, el poder público, el gobierno, vive al día; no se presenta como un porvenir franco, ni significa un anuncio claro de futuro, no aparece como comienzo de algo cuyo desarrollo o evolución resulte imaginable. En suma, vive sin programa de vida, sin proyecto. No sabe a dónde va, porque, en rigor, no va, no tiene camino prefijado, trayectoria anticipada. Cuando ese poder público intenta justificarse, no alude para nada al futuro, sino, al contrario,se recluye en el presente y dice con perfecta sinceridad: «soy un modo anormal de gobierno que es impuesto por las circunstancias». Es decir, por la urgencia del presente, no por cálculos del futuro. De aquí que su actuación se reduzca a esquivar el conflicto de cada hora; no a resolverlo,sino a escapar de él por de pronto, empleando los medios que sean, aun acosta de acumular, con su empleo, mayores conflictos sobre la hora próxima. Así ha sido siempre el poder público cuando lo ejercieron directamente las masas: omnipotente y efímero. El hombre-masa es el hombre cuya vida carece de proyectos y va a la deriva. Por eso no construye nada, aunque sus posibilidades, sus poderes, sean enormes.

José Ortega y Gasset

La rebelión de las masas - 13


No somos disparados sobre la existencia como la bala de un fusil, cuya trayectoria está absolutamente predeterminada. La fatalidad en que caemos al caer en este mundo -el mundo es siempre éste, éste de ahora consiste en todo lo contrario. En vez de imponernos una trayectoria, nos impone varias, y, consecuentemente, nos fuerza... a elegir. ¡Sorprendente condición la de nuestra vida! Vivir es sentirse fatalmente forzado a ejercitarla libertad, a decidir lo que vamos a ser en este mundo. Ni un solo instantese deja descansar a nuestra actividad de decisión. Inclusive cuando desesperados nos abandonamos a lo que quiera venir, hemos decidido no decidir. Es, pues, falso decir que en la vida «deciden las circunstancias». Al contrario: las circunstancias son el dilema, siempre nuevo, ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.

José Ortega y Gasset

La rebelión de las masas - 12


Pero un viejo aficionado a la historia, empedernido tomador de pulso de tiempos, no puede dejarse alucinar por esa óptica de las supuestas plenitudes. Según he dicho, lo esencial para que exista «plenitud de los tiempos» es que un deseo antiguo, el cual venía arrastrándose anheloso y querellante durante siglos, por fin un día queda satisfecho. Y, en efecto, esos tiempos plenos son tiempos satisfechos de sí mismos; a veces, como en el siglo XIX, archisatisfechos. Pero ahora caemos en la cuenta de que esos siglos tan satisfechos, tan logrados, están muertos por dentro. La auténtica plenitud vital no consiste en la satisfacción, en el logro, en la arribada. Ya decía Cervantes que «el camino es siempre mejor que la posada». Un tiempo que ha satisfecho su deseo, su ideal, es que ya no desea nada más, que se le ha secado la fontana del desear. Es decir, que la famosa plenitud es en realidad una conclusión. Hay siglos que por no saber renovar sus deseos mueren de satisfacción, como muere el zángano afortunado después del vuelo nupcial.

José Ortega y Gasset

La rebelión de las masas - 11


Lo característico del momento es que el alma vulgar, sabiéndose vulgar, tiene el denuedo de afirmar el derecho de la vulgaridad y lo impone dondequiera. Como se dice en Norteamérica: ser diferente es indecente. La masa arrolla todo lo diferente, egregio, individual, calificadoy selecto. Quien no sea como todo el mundo, quien no piense como todo el mundo, corre el riesgo de ser eliminado. Y claro está que ese «todo el mundo» no es «todo el mundo». «Todo el mundo» era, normalmente, la unidad compleja de masa y minorías discrepantes, especiales. Ahora «todoel mundo» es sólo la masa.

José Ortega y Gasset

lunes, 16 de junio de 2008

No culpes a nadie


Nunca te quejes de nadie, ni de nada,
porque fundamentalmente tú has hecho
lo que querías en tu vida.
Acepta la dificultad de edificarte a ti

mismo y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre surge de
las cenizas de su error.
Nunca te quejes de tu soledad o de tu

suerte, enfréntala con valor y acéptala.
De una manera u otra es el resultado de
tus actos y prueba que tú siempre
has de ganar.
No te amargues de tu propio fracaso ni

se lo cargues a otro, acéptate ahora o
seguirás justificándote como un niño.
Recuerda que cualquier momento es
bueno para comenzar y que ninguno
es tan terrible para claudicar.
No olvides que la causa de tu presente

es tu pasado así como la causa de tu
futuro será tu presente.
Aprende de los audaces, de los fuertes,

de quien no acepta situaciones, de quien
vivirá a pesar de todo, piensa menos en
tus problemas y más en tu trabajo y tus
problemas sin eliminarlos morirán.
Aprende a nacer desde el dolor y a ser

más grande que el más grande de los
obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un
títere de las circunstancias porque tu
mismo eres tu destino.
Levántate y mira el sol por las mañanas

y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de tu vida,
ahora despiértate, lucha, camina, decídete
y triunfarás en la vida; nunca pienses en
la suerte, porque la suerte es:
el pretexto de los fracasados.
Pablo Neruda

domingo, 15 de junio de 2008

Sandwich


John Montagu fue el 4º Conde de Sandwich, nació en Westminster en 1718, y falleció en Londres en 1792.

Ocupó importantes cargos: en 1744 fue nombrado segundo Lord del Almirantazgo Británico. Dos años después, el rey Jorge II le nombró embajador plenipotenciario (1746). En 1748, conseguía ser nombrado primer Lord del Almirantazgo. Pasó también a ser Lord de Justicia, vicetesorero adjunto de Irlanda,...

Fue un reputado jugador de cartas, libertino, fullero, juerguista y aficionado a las orgías celebradas en el club Fuego Infernal, donde también se practicaban misas negras.

Solía enfrascarse en partidas interminables, olvidándose hasta de comer. Hacía caso omiso cuando su mayordomo le anunciaba que su almuerzo o su cena estaba servida, lo que desesperaba a su cocinero, harto ya de prepararle platos que se enfriaban y que al final debía tirar... Su "chef" decidió en una ocasión ponerle un filete de buey entre dos mitades de un panecillo y servírselo a su mesa de juego. La genial idea ocurrió el 6 de agosto de 1762 y sorprendió gratamente al Conde de Sandwich que éste mandó que, cuando se encontrara jugando una partida, siempre se le sirviera el almuerzo o la cena de esta guisa. El cocinero empezó a confeccionar bocadillos variados que pronto se hicieron muy populares entre la alta sociedad londinense, poniéndoseo de moda en las fiestas de la corte del rey Jorge III.

Lo que hoy se conoce como bocadillo, fue bautizado como "Sandwich" en honor al conde. Décadas después, el "Sandwich" fue adoptado entre las clases populares y sigue siendo el estilo de comida rápido preferido de niños y adultos que no quieren pasarse horas en la cocina.

En realidad, a Lord Sandwich se le deben tres cosas:

  1. Apoderarse de la famosa lápida "Mármol de Sandwich" durante su gira juvenil por Europa con inscripciones descifradas en 1743 por Taylor
  2. El archipiélago de las Islas Sandwich del Sur en el Océano Atlántico, de las que tomó posesión en nombre del rey Jorge III el célebre capitán Cook en 1775 (compuesto por las islas de Saunders, Montagu, Bristol y Southern Thule) en el Mar de Escocia, cuando Lord Sandwich era entonces primer Lord del Almirantazgo
  3. La ocurrencia culinaria del cocinero del conde, bautizado con su nombre.

Félix Velasco

El bigote y el mostacho

Se llama bigote al pelo que crece en la región de la cara comprendida entre el límite inferior de la nariz y el labio superior. Representa, a lo largo de la Histotira, poder, masculinidad, seguridad y confianza de sus dueños en sí mismos.
Su denominación más extendida afirma que proviene del término alemán (bî Got) "bei Gott" traducido como "¡Por Dios!", un juramento o blasfemia que proferían los soldados alemanes en tiempos del Emperador Carlos I de España y V de Alemania, mientras se llevaban la mano a la zona comprendida entre el labio superior y la nariz o bebían cerveza, convirtiéndose esa expresión de sinónimo de blafemia entre los soldados españoles.
Pero la palabra bigote aparecía ya en el Diccionario latino-castellano de Nebrija publicado en 1495, por lo que el académico Rafael Lapesa, en un trabajo de 1968, afirma debía su origen al "bî Got" proferido por los guardias suizos que participaron en la Reconquista de Granada y que habrían llegado a España en 1483, una fecha compatible con el registro de Nebrija. Además, en el siglo XII, los franceses denominaban "bigot" a los normandos, era una expresión habitual en Inglaterra.

Los españoles no tuvieron bigote hasta el siglo XVI, hasta entonces tenían mostacho, que era mucho más grueso y poblado.

Estuvo de moda en los ejércitos de numerosas naciones, con gran variedad de estilos. En general, los hombres jóvenes y los de grados inferiores llevaban pequeños y menos elaborados bigotes; los oficiales de alta graduación y los veteranos, portaban espesos mostachos. En algunos países fue obligatorio, para los soldados, dejar crecer el bigote. El ejército británico, por ejemplo, prohibió el rasurado del labio superior, en todos los grados, desde el siglo XIX hasta que el reglamento fue abolido mediante una Orden del ejército de 6 de octubre de 1916.

En el siglo XIX, los aristócratas, los magistrados y los encargados de impartir la ley y ejercer la autoridad tenían bigote y barba.

Félix Velasco y Fernando Garcés

miércoles, 11 de junio de 2008

La "miembra": ¿Hay vida inteligente en el Gobierno?


La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, insistió ayer en que la palabra 'miembra', que utilizó el lunes en el transcurso de su primera comparecencia en la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados, se utiliza en Iberoamérica y propuso incluirla en el diccionario de la Real Academia Española (RAE). Aído profirió ese término, según sus explicaciones, porque acababa de regresar de Centroamérica, de la II Conferencia de Género en El Salvador, en la que se reunió con ministros de Igualdad latinoamericanos. «Allí se utiliza mucho. Fue un lapsus, además de una cosa graciosa. A continuación, me reí. Pero, ¿por qué no? Podríamos plantearnos su registro», declaró ayer.

El 'Diccionario Panhispánico de Dudas' de la RAE detalla que 'miembro' se utiliza en género masculino, con independencia del sexo de la persona a la que se refiera. También añade que actualmente se usa con los dos artículos, es decir, 'el miembro' o 'la miembro'. El académico Salvador Gutiérrez achacó la utilización de Aído a una tendencia de los grupos feministas a «buscar alternativas siempre que hay un nombre que designa una profesión compartida por hombres y mujeres», para lograr que exista un doble término. Para el que fue vicedirector de la RAE hasta el pasado mes de diciembre, Gregorio Salvador, la ministra no cometió un error, sino que usó el término «conscientemente», porque es «defensora de todas esas mandangas, de esa confusión de sexo y género». En cualquier caso, «si no es un error, es una estupidez», concluyó de forma contundente.

Ante la propuesta de Bibiana Aído de incluir la palabra 'miembra' en el diccionario, el ex vicedirector de la RAE dijo que «cualquiera puede inventar palabras y decir que las incluyan. Siempre tenemos locos que escriben a la Academia pidiendo cosas peregrinas».


Hoy

Miembros, miembras y chiquilicuatradas


La RAE carga contra Aído por usar el término 'miembra'
Nada de "miembros y miembras". Todos, mujeres y hombres, somos, simplemente, miembros. Gregorio Salvador, miembro de la Real Academia de la Lengua (RAE), se llevó las manos a la cabeza al escuchar cómo el pasado lunes, durante su comparecencia en el Congreso, la ministra de Igualdad hablaba de "miembros y miembras". Bibiana Aído se reafirmó ayer en su uso de la expresión y, además, anunció que no descartaba "que se pudiera incluir" el novedoso término en el diccionario de la RAE. Salvador, tras aconsejar a la ministra que se dejara de "bromas de mal gusto", respondió que "tal inclusión era imposible."

"Eso solo se le puede ocurrir a una persona carente de conocimientos gramaticales, lingüísticos y de todo tipo --dijo Salvador, reputado dialectólogo y lexicógrafo, citado por la agencia Servimedia--. En España no podemos decidir sobre una lengua que se habla en muchos países".

Lejos de quedarse ahí, Salvador arremetió contra el lenguaje no sexista --"ministros y ministras", por ejemplo-- empleado por Aído en su comparecencia en el Congreso. "La lengua es un sistema económico de expresión y el masculino vale en este caso como término neutro que sirve para masculino y femenino", afirmó.La ministra, por su parte, dijo en TVE-1 que su uso del término "miembra" se debió a esto: "Fue un lapsus y, además, una cosa graciosa; a continuación me reí". Al académico Salvador no le hizo tanta gracia.

El Periódico

¡Libertad para hablar en español!


El vicedirector de la Real Academia Española (RAE), Gregorio Salvador, criticó ayer que en las comunidades autónomas con lengua propia "no pueda aprenderse el español en las escuelas", y dijo que esta situación "es más grave" que la imposición que hubo durante el franquismo de la enseñanza exclusiva en español. "Imponer, como se hizo en la dictadura, una lengua que hablan 400 millones de personas, es menos grave para las víctimas del atropello que imponerles, como se hace ahora, una lengua de un millón y medio o de tres millones de hablantes", dijo ayer Salvador durante la presentación de su libro Noticias del Reino de Cervantes. Usos y abusos del español actual, en la que estuvo acompañado por Arturo Pérez-Reverte.
El libro reúne medio centenar de artículos periodísticos de Salvador, publicados en diferentes medios de comunicación En el primero de ellos, El Reino de Cervantes (expresión de Uslar Pietri), alude ya a "las políticas discriminatorias" que sufren los castellanohablantes "en determinadas comunidades autónomas" y afirma que España "es el único lugar del mundo donde la lengua está perdiendo usuarios y donde a sus hablantes se les puede negar la posibilidad de educarse en ella". Este hecho fue calificado de "muy grave" por Salvador "porque es un atentado contra los derechos humanos".

En su opinión, imponer la enseñanza de las lenguas cooficiales a los que no las tienen como idioma materno sería "volver a los tiempos pasados y a la situación que tanto se criticó del franquismo, con mucha razón, que era la enseñanza exclusiva en la lengua común". "Pero si para enmendar ese abuso de la dictadura lo que se hace es lo contrario, se está haciendo algo mucho más lamentable porque, en definitiva, las lenguas no son iguales; sirven fundamentalmente para comunicarse, y no es lo mismo una que permite hacerlo con tres millones de personas que otra que sirve para hablar con cuatrocientos millones", insistió Salvador. Pérez-Reverte comparte plenamente estas ideas, así como otra de las que defiende Salvador en su libro: que el español "no es una lengua nacionalista, porque no es una seña de identidad para nadie; es plurinacional y multilingüe". Y es, "a pesar de lo que dicen los estúpidos y los manipuladores, una lengua generosa, abierta, donde cabe todo el mundo y donde cualquier variante documentada con rigor es incorporada", aseguró el autor de El capitán Alatriste.
El País - 11/05/07

jueves, 5 de junio de 2008

Con el correr de los años...

He aprendido… que cuando estas enamorado, se te nota.
He aprendido… Que una persona diciéndome, “Me alegraste el día”… alegra mi día.
He aprendido… Que ser niño es más importante, que estar en lo correcto.
He aprendido… Que siempre puedo rezar por alguien, cuando no tengo otro modo de ayudarlo.
He aprendido… Que no importa que tan serio requiera la vida que seas, todos necesitamos un amigo con el que podamos reír a carcajadas.
He aprendido… Que algunas veces, todo lo que una persona necesita, es una mano que sostener y un corazón que entender.
He aprendido… Que la vida es como una espiral, mientras más se acerca al final, más rápido camina.
He aprendido… Que debemos estar felices porque Dios no nos da todo lo que pedimos.
He aprendido… Que el dinero no compra la clase.
He aprendido… Que esas pequeñas cosas que pasan diariamente, son las que hacen la vida espectacular.
He aprendido… Que debajo de el duro escudo de las personas, hay alguien que quiere ser apreciado y amado.
He aprendido… Que Dios no hizo todo en un solo día… ¿Qué me hace pensar que yo puedo?
He aprendido… Que ignorar lo hechos… nunca los cambia.
He aprendido… Que es el amor, no el tiempo el que cura todas las heridas.
He aprendido… Que cada persona a la que conoces, merece ser obsequiada con una sonrisa.
He aprendido… Que nadie es perfecto… hasta que te enamoras de alguien.
He aprendido… Que las oportunidades nunca se pierden, alguien mas tomara aquella que tu dejaste pasar.
He aprendido… Que uno debe decir palabras suaves y tiernas, porque mas adelante puedo tener que tragarme las ofensas.
He aprendido… Que una sonrisa, es la manera más barata, de tener mejor aspecto.
He aprendido… Que no puedo elegir como me siento, pero puedo elegir que hacer con respecto a eso.
He aprendido… Que todos quieren estar en la cima de la montaña, sin darse cuenta que toda la felicidad y experiencias agradables, suceden mientras se escala hacia ella.

martes, 3 de junio de 2008

Vive


Ya perdoné errores casi imperdonables.
Traté de sustituir personas insustituibles, de olvidar personas inolvidables.
Ya hice cosas por impulso.
Ya me decepcioné con algunas personas, más también yo decepcioné a alguien.
Ya abracé para proteger.
Ya me reí cuando no podía.
Ya hice amigos eternos.
Ya amé y fuí amado, pero también fuí rechazado.
Ya fuí amado y no supe amar.
Ya grité y salté de felicidad.
Ya viví de amor e hice juramentos eternos, pero también los he roto.
Ya lloré escuchando música y viendo fotos.
Ya llamé sólo para escuchar una voz.
Ya me enamoré por una sonrisa.
Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y ...
Tuve miedo de perder a alguien especial (y termine perdiéndolo) ¡¡ pero sobreviví
¡¡Y todavía vivo !!
No paso por la vida.
Y tú tampoco deberías sólo pasar ... VIVE!!!
Bueno es ir a la lucha con determinación, abrazar la vida y vivir con pasión.
Perder con clase y vencer con osadía.
Porque el mundo pertenece a quien se atreve y la vida es mucho más de lo que imaginaste.
Charles Chaplin